Memorias (2008)

Por Sindromedelpájaropintado (en construcción)

Diciembre 12

En un segundo más me tiro de cabeza al mar del silencio, a comerme todos los peces de mi imaginación. El agua rojiza me recuerda… por mí se pudran todos los colores de la vida ¡por mí se pudran!

Hastiada ya de levantarme cada vez, para ver que todo sigue igual, solo era una estúpida sonrisa en la cara de quien me mira en el espejo. La bilis de mi rencor alimenta la desesperación ¿y qué esperaban oír? ¿alguna historia envuelta en celofán?

Quien me dió la vida también me asesinó. Escupida en este mundo ruin como el residuo de un sueño, como quien lanza anhelos a la olla del diablo…

****

Diciembre 13

Y en la oscuridad me habló el escalofrío de mi espalda, gritaba que puñales clavaban, que cien mil clavos nocturnos le masticaban el alma, que trituraban… y ahora cruje, cruje y cruje, como el resonar de dientes apretados, como el roce de llaves para puertas que no se abren

Y para puertas que no se abren caminan las flores abrazadas a mi cuerpo, a contarle a las paredes que te vieron volar

Trago saliva para dar este grito, golpear la mesa con el puño cansado y delirando, escupir al suelo un cuajo de sangre y pisarlo

****

Diciembre 14. Disolvente

Suficiente disolvente como para borrarte los colores de la cara, se chorree la pintura amarga de sonrisas fabricadas y al final… yo me trago un trozo del espejo que rompiste para no verme más. De un empujón me pongo de pie y quedo otra vez con la mirada perdida y pensando – qué ridicules – Como cuando decías que sostuviera mis pies con grandes anclas a la tierra – Y yo que no quiero tierra…

Entonces no imaginé el peso en mis labios al hablar ciertas palabras que son como conjuros.. Ahora sonríe la luna segura de su suerte y de mi suerte, y segura de que en esta isla ya la fauna se extingue y se cuida de no acercarse a los demás… ¿Y qué quieres que te cuente realmente? ¿que decidí prenderle fuego a la ciudad, que decidí quemarme para no contestar, que la noche aún me duele como antes?

****

Diciembre 15

Reventar las vigas de mi mente, recibir con una sonrisa el guiño de la soledad… e irse a la mesa… a contar infinitas veces la misma historia a 40º de dolor

¿Contraseñas para salir de esta?

Las mismas que aprendí y aprehendí para luego dejar caer, guardando un puñado bajo mis venas

****

Diciembre 16. Esquelético

Apostar todo lo que tengo por un poco de lo que me falta, como lanzarse al mar buscando respirar como lo hacen los peces, como querer que quieras en este segundo lo mismo que yo, como querer que llores en este segundo con la misma intensidad que yo…

Bah, si me perdí ayer mientras buscaba bajo mi cama el resto fósil de algún sueño y desperté hoy con la soga al cuello en lo alto de un pensamiento

Las hojas de este cuaderno se van llenando como una larga carta de despedida y un día voy a enviártela envuelta en mi mejor sonrisa. Respiro hondo, los vapores de tu canto me destrozan el alma y no puedo callarlo por más alto que grite… Debe ser que aún no me he muerto, que la vida me hace cosquillas buscando que llore, que le implore otra oportunidad

Asco, ya mendigué bastante, prefiero ahora comerme trozos de mi propio corazón; baja esa mano, el cariño terco del consuelo lo escupo, no me vendas flores de plástico, se les escapa el aroma a burla, no me vendas caridad que de un salto te asesino

Crucé el puente rayando todo su sendero con una lata de sangre que guardaba en mi mochila, la pudrición me inspira, los hedores que aspiro incluso a penas levantarme me empujar a escupir más fuerte…

…Como ser que abotona con calma el delantal de su propia destrucción… Ahora pienso en el momento en que creí podía sostener la soledad en una bandeja, cuando la sangre que se me escapa es el único banquete que puedo ofrecer, cuando la sangre se me cae y mancha la reluciente platería de esta vida de mierda

****

Diciembre 23

Trágate tu lengua en un abrazo rencoroso. Ya sé, mal aprendo, pero tú también lo haces. Pueden irse al carajo los mil y un discursos, la comprensión rellena los diccionarios. Babeo conceptos sobre negros recuerdos (negra es mi mente cuando transita por estas calles de la angustia), empapo mis papeles, las letras, los ojos de las paredes. Voy a esconderme entera bajo la alfombra…

****

Enero 4

Qué, si la linterna de mi vida chorrea a ratos saliva espesa de palabras contenidas, yo no danzo ni en tu drama ni en tu fiesta, me he autoexiliado en mis imaginaciones siniestras, jarro con flores al hombro para no gritar

Quemaría ya el bosque de mis símbolos como en mis peores tiempos, la vista perdida y también la vida. Estrecho mi mano en un pacto con el abismo, cual hermosa suicida mirando en el espejo su joven piel de espectro. Me dan ganas de cantar ¿sabes? Me da risa como todo lo que tengo pierde sentido tan facilmente; las hojas son estrellas que me miran a la cara

No puedo esperar nada, el complejo mecanismo de las relaciones humanas me burla. Y yo… invierno interminable con fiebres de soledad, me empapo un rato en lo que sea como en mis peores años

Secreto a voces, secreto, secreto profundo, puñales

Me desgarran el corazón las convulsiones del no entender nada, de no ser capaz de firmarme estas líneas

Decirlo: no soy capaz de firmarme estas líneas

****

Marzo 7

Dame un beso mañana helada, con sabor a los restos de malos inviernos, con los restos de cadáver olvidados, con mi olvido poco eficiente y su cráneo manchado de sangre ajena.

Dame directo en las venas esa pena vivaz que me produce mirarte, ahora por la ventana de mi jaula-hogar, ahora por mis ojos de perra oscura, ahora por todos los ahora que me duelen cuando no hay más que tu tinta-sangre, que mi pulso de música tétrica rechinando entre los muebles, los huesos de mi cama ¡los huesos de mi cama bailan hasta que amanece y ya no queda nada!

Me cubrí la cara para no pensar, yo creí que me iba a ser más fácil olvidar, pero escucho los pasos del demonio subiendo las escaleras, ya no me sirve de nada sentarme con mirada desafiante, eso eran cosas de niña, ahora me escondo bajo las sábanas, me hundo en el colchón. Pero aquí no hay más que ácaros, pequeños horrores, mientras giran la manilla y forcejean con mi puerta atascada

Suficiente para despertarme, suficiente para empujar-correr, buscando en una llamada el fuego que me salve, entre cables la voz de mis pequeñas esperanzas, retorcidas ilusiones a la luz de la lámpara, subiendo los pies para no tocar las cucarachas

Arg… y senti el hastío de siglos como dolores que no me pertenecen. debo haberme agarrado alguna enfermedad en mis noches de escape, de water repletos de vómito con sangre

Tú de mí no digas más nada, ya bastante tuve con el sermón de curas asesinos, amigxs disfrazadxs, se les veía la falda de monja chorreadas con hambre de sexo, con hambre de mal ajeno, buitres saca-ojos de mis ojos alcoholicos

Taza de café temblandome en las manos y aún siento las réplicas de fatales caídas, ciudades enteras destruídas, mis pintadas manchadas, mis palabras caladas hasta el fondo de sus letras, mi moral acabada, como risa de payaso en la vía del tren

Y aquí me quedo… y aquí me quedo… sí… los nuevos sueños en mis manos me piden que reaccione. Dame una cachetada más, el electroshock de los años no ha sido suficiente; desaparecida la virgen suicida llega la muerte…

Ja, una sonrisa vertical para la sociedad, mi espejo-partido-corta-venas reparte lamidas, tu sexo es como una lápida fría y me cago de risa en tus patriarcales razones, pidiendome pistola en mano que baje la guardia, que me tire de cabeza en el mercurio de tu soledad…

****

Marzo 9

El duende ya se ríe otra vez tras la puerta de mi imaginación, como un loco cualquiera colgado del arbol prohibido de dios. Risa trágica para mí, como recuerdo que produce escalofríos, como el reloj de mi sangre marcando el paso de mi camino tambaleante y ya está… otro vidrio roto más, baja la temperatura a 6º de soledad
****
Marzo 12

Se me pasó la hora contando las razones que tengo para quemarlo todo de una vez y para siempre, quebré otra copa rebosante de sangre, quebré otra aguja de tanto masticarte reloj de mierda. Oh, niña ávida de lectura, relee tu silencio otra vez frente a los roñosos oídos del loquero, muelas que se pasean de un lado a otro con la lengua cual si fueran un caramelo de nuestros años felices

Aj, gris calamidad, no querer oír, ver ni decir nada, lamer los restos de paz anclados en mi ventana hacia otro mundo, porque el olvido ya no vale $500, porque mis costras son del barro donde he caído, porque miro en tus ojos y me da una pena tremenda, porque me miro y me da una pena tremenda…

¿Y cuándo fue la última vez que te regalé una flor? Ah, ni yo lo sé. El librito de cuentos se lo ha comido el diablo, yo me quedo con mis dibujos desparramados y un nudo como un tumor de tristeza

Compañera, no hay diagnósticos humanos y esta enfermedad me aterra…

****

Marzo 12, 4:25 a.m.

Cuatro veinticinco am, el infierno es del color de mis labios

Cuatro veintiocho, soy todo mocos en mi trono-ataúd. Mi mente es como mi encorvada y accidentada espalda

Cuatro y media, sí, estoy cansada de contarme las horas, de cortarme a trozos, las milicias de la muerte aguardan a que abandone mi labor de profeta. Otra vez mi amor en dos, mi amor en aguas negras, voy a guardar lo que queda en una caja de fósforos y enterrarla en el fondo del mar… yo sé que te gusta el mar
****

Botellazo en llamas

¿Quieres encontrarme un trastorno? Buscame de noche cuando habito el horno de mis propios horrores, cuando bajo la escalera y nada me frena, me enciendo en llamas negras y la única posibilidad de revolución es un tajo en las venas

Ya he chorreado demasiada pena sobre tus hombros, mis ojos son escombros como el caparazón insectuoso de Kafka. Ahora me apronto a vomitar sobre el suelo de esta micro sin más testigos que mi soledad
¿Crees que no tengo voluntad para ponerme de pie? No se trata de eso, son miles de noches de magia negra fallida, de instinto quemado a base de malas experiencias. Mi amor por la vida es un amor no correspondido, como muchos de los besos que transitan por mi sangre, como los pasos que doy por Santiago para luego preguntarme ¿dónde estoy?

****

Marzo 13

Podría pasarme tarde enteras cantandote al oído los delirios canívales de mi alma, presionando hasta el fondo tus tímpanos con notas disonantes que bajan como aluvión desde el magma mismo de mi rabia.

¿Quisiste quitarme el paraíso? pues dejame decirte que no has impedido que mi vagina disfrute los vapores de una hembra animal ¿te da asco oírlo? entonces dejame decirte una vez más que no me lo has impedido

Aburrimiento, escupitajo; como un charco de pus frente a un acto solemne: así me siento; como una espina clavada, hija no deseada de dios, aborto en conserva. Escuchame bien, voy a rajar tu paño blanco de arriba a abajo , a mancharlo de sangre y flujo, transpirarlo hasta que te duela, reirme hasta que te duela y sea mi risa como un pedazo de vidrio molido en encias con gingivitis.

Demasiadas lecciones de comportamiento me han hecho entender que es mejor un escupo a agachar la cabeza, un grumo de sangre aplastado en un cuaderno a pisar mi sombra frente a un siquiatrico, sí, el asco es mío y solo yo de ahi puedo sacar algo

Me divierto más follando que carretiando, secando mis penas al viento de un nuboso invierno que calando hondo al compás del fuego ¿y qué? si estoy más perdida que los gusanos que ahora buscan mi cadáver en el cementerio, si me he caído de cara sobre mis lamentos profundos, que reviento, lamo y hundo mi lengua en las heridas de mis manos, no es gran cosa tu Jesucristo al lado de mi cuerpo clavetiado

****

Marzo 18 a.m.

Entretejer en los vagones de mi tren sin rumbo pensamientos siniestros devenidos de ojos irritados, lenguas con llantos abrazados, arañas de mi piel de rincón, la escritura-anestesia parece un filtro absurdo ante la histeria de la razón

Asco, aj ¿razón de qué? razones que tengo ahora quizás, solo mi murmullo me vale en el cosmos inmenso de la soledad; una quemada a la salud de mis miedos, las que le siguen van por placer y a la vez por el silencio de mis noches.

Espero que mi muerte sea una bomba en atentado a mis propias falencias, aún así preferiría inmolarme entre tus piernas

Sí… princesa de mis intenciones más tiernas, hoy por hoy no soy más que un párrafo oscuro, delirio de persecución, ventana rota en invierno, piedrazo en piernas con necrosis, sicosis de tus ojos dulces

No sabes cuanto deseo fugarme de mi misma, irme contigo a alguno de nuestros planetas ya olvidados, pájaro con miedo, spray en la mano, temblando

Quiero rayar la fachada de mis miedos con mi mejor insulto, hacer de mi día de furia un beso profundo en esos labios que amo, llorar después del orgasmo de nuestra empatía, lágrimas de tinta y sangre, amada mía

****

Marzo 18 p.m.

Recorrer la ciudad como a un laberinto en llamas, micro indendiaria, lápiz suicida, rezarle a lo más interno de mi ser para encontrar una salida en este día

Niña mía, el invierno llegó demasiado pronto, como cinco cuchilladas en el estómago, navajazo en el cuello, como un callejón desbordante de basura de siglos y me deshago en estrategias, pero mi mente no tiene lógica porque ella de mí escapa

Atrápame en esta caída si puedes, sino dejame volar directo al fondo empapada en fiebre

Drama, llanto infantil, mi temblor de labios más sincero, en tus palabras cenicero que revienta, como vasos quebrados en el espiral de mis pesadillas, blanco y negro, blanco y negro, me subo a la cruz atada del cuello y luego me descuelgo

¿Celos? eso va para una amistad nuclear y radiactiva. Yo por mi parte aspiro a aspirarme todas las flores de tu cuello, como cocainomana en celo; si nos gusta tanto la palabra prefiero verla por ese lado primero

Aj, tabaco y alcohol, volví a llenarme entera con el humo de la frustración. Dame locura prensada, procesada, macerada en el licor de tus besos, mi droga favorita como un balazo directo en los huesos

Y sangra, traeme una ambulancia que le estoy echando cloro a mi vida, como los pantalones rotos que me cubren de las miradas lascivas. estirame el cuello como a una gallina, para salir corriendo hasta el final de mis días y estrellarme, sí, quiero estrellarme contra una pared rayada de odio y delirios infernales

Dame una flor y cierrame la puerta en la cara para volver a saludarte

****

Son bombas como flores

Déjame, princesa salvaje, destilar mis penas más brutales, colgarme de un hilo, vomitar hasta que la bilis inunde tu piso ¿y qué más? si son este tipo de cosas las que curan la enfermedad ¿o no?

Tú me sacaste del hoyo una vez, ahora pasame tus dedos para besarlos de uno en uno, si no consigo alegrarte mejor me hundo

Amor, envuelveme con la bandera negra esta noche en tu cama, yo le pongo el rojo de mi sangre mientras hacemos el amor entre lágrimas libertarias

Que tu lengua sea la navaja que abra mis pezones como flores, campos de estrellas a la luz de la luna en llamas, deforestación de mis más encarnados dolores ¡pero ya!

Que lo que vivo me mata y te mata cuando murmullo como una serpiente, no quiero ser más quien con un tono idiota quiebre tus oídos, mucho menos el amor que me tienes

¡Suicidio! mi delirio es un suicidio, ensucio mis pasos a cada palabra que suelto sobre este, mi testamento; querida, no te dejo más que un montón de recuerdos, déjame de una vez cortarme las venas sobre tu piel

Quiero nacer de nuevo de algún beso que nos demos ¡pégame un tiro en la sien y hagamos magia en este desierto!

****

Marzo 30

Como niña perdida en el país de nunca jamás. La sonrisa es una mueca muy parecida a la locura-pena, se desliza sobre la medialuna de tus ojos y mis ojos otra vez se pierden en esta estación nocturna.

Ya he vomitado bastante, camino en trance hacia un lugar que desconozco, tanteando en las paredes, buscando calor de alguna chispa escapada de tardes de brujería

Busqué las más bellas flores y llegué a tu puerta agitando mis manos como ramos. Era lo que había… Ahora sigo agitando mis manos como ramos…

****

Marzo 31

La unica oportunidad que me ha dado el tiempo es la de enloquecer silenciosamente. Dame tu mano, amor, hagamos un pacto de balas sobre mi pecho, si queremos besos de flores primero habrá de coronarme la muerte.

Puede que tenga una fijación, sí, pero no me interesa, prefiero pensar que me muero cuando quiero y al amanecer tendrás a alguien metiendo en tus calcetines sus más bellos deseos.

Como ahora deseo verte, más no puedo y vuelvo a morir. Soy la reina de lxs malditxs, de las súcubos que en la noche salen a parir sus hieles como pequeñas desgracias

La noche es el boleto a mis delirios más insondables y te los regalo, para que en tu boca se vuelvan la cuerda que me eleve a la torre más alta, princesa de mis años felices…

****

Maniasiquiatrica

Podría llorarte un millón de veces más las mismas penas, parecerá que estoy enferma, parecerá que soy masoca, pero esta es mi terapia, si no botara la rabia ¿de dónde saldrían mariposas?

Me escondo todas las noches entre los basureros de mi memoria, hablo conmigo misma como una perra loca, del fuego salen llamas y también lluvia como si nada, en mi universo todo es posible, me lo reafirmó el suceso surrealista de la ventana

Soy una suicida con todas sus letras, da igual si estoy amando o llorando, amar es también tirar del gatillo para atraer a la muerte que se lo lleva todo

Tengo demasiadas cicatrices de mis viejos odios, mas a la princesa negra le bastó con mirarte para cesar su frenética caída a los hornos de nadie

De mis brazos chorrea sangre, pero ya no es para matarme, sino para teñir las flores de tela de mi mejor parche, así, amor a lo panki, cosido a tu corazón y yo abrazada a ti hasta que el infierno nos separe, hasta que su hambre me reclame, me llame ¡Yumbel, vuelve al invierno en donde te dejé!

****

Abril 3

Frágil como un pájaro perdido se arrima mi corazón al abismo; princesa, sacúde de mí esta niebla espesa que humedece mi piel, dame una bala más, hermoso balazo en los pezones como flores o mariposas, que despierte la primavera de los idiotas mi estómago apretado…

Sí, las hojitas se caen como sentencias ¿cuántos abriles más le quedan a mi felicidad? Perdido en una isla se quedó el secuestro de los años, conversando con tus melodías ya olvidadas

El hada mágica me tocó con su vara y me maldijo: te destino a vivir con terror…

La niña extraña que se subía en el árbol ahora escala las vertiginosas cumbres de su locura, se mete en un tren en misión de magia negra, oscura alma inundandome el pecho. triste desconocida vagando en las calles, por la noche salgo a danzar en rituales satánicos, rayo los escenarios de tu teatro ¡yo rompí mi libreto de puro espanto!

****

Abril 9, sonrieme

Despertar con los labios morados por el vino de mis dolores. 4,6º de desayuno, micro rebosante de pensamientos fugitivos. Tú, yo, millones de sueños, millones de presentes. LLeveselos el viento como una hoja más de este otoño.

Callejón negro, negra mi alma, magia revertida, enormes trozos de cristales rotos. He rayado los muros de la ciudad con sangre de venas abiertas, destrozado los focos de presencias ajenas. Mi llanto es vandalismo en la calle de nuestro silencio, amor, toma la linterna para una misión a muerte, que voy a abrazarte hasta que las manos se me quemen. Riete con mi risa como en nuestros mejores ayeres, que por ahora me duele y la pierdo a cada portazo, sonido de labios que no me pertenecen.

Tengo mariposas en la lengua… Sonrieme.


****

Abril 12, a.m.

Deshojame con el viento del más crudo invierno,
ahora ya tienes tu plan b,
ya tienes tu plan b…

****

Abril 12, p.m.

Quizás demoramos demasiado en conquistar el paraíso, ahora alzo la bandera del fracaso de mi voz y tú qué más… caminando por tu ruta que se aparta, le doy un golpe a la ventana del adiós.

Y las sonrisas que quedan van por no desarmar mi cabeza tan de golpe, desterrarla para siempre de tu amor y los estúpidos anhelos que aún enciende.

Disparo en la boca y ya está, qué tanto, a quién le importa, si es mi sangre la que da contra las paredes en la calle y ya no me interesa ir a pintarte murales para que venga otro y se lo lleve todo cada vez que vuelva a mi madriguera.

Maldigo, con todo el odio que en mí había desaparecido. Bienvenida otra vez a la oscuridad…

****

Abril 22. Laberintos negros

Siembra, siembra en el mar la calma, la calma aparente que me da tu sonrisa helada. Adioses, botellas, corazones abiertos de mil estocadas profundas. Hunde tu dedo en mis ojos, dime que me amas y luego crucificame para disolver tus pecados. Locura ardiente, hoguera de todos los sueños, laberintos enormes plagados de hormigas… se llevan el dulzor de mi sangre y de tu sangre.

Dónde está mi pequeña polilla. Barriste el polvo de mis insanias… ahora te comes mis hojas, mis manos, mi lengua tatuada de islas y besos.

Mala aprendiz, oscura, niña enfermiza, paso mi lápiz de un lado a otro, como queriendo dibujar el mapa que me salve de este destierro. Desentierrame… solo espero que vengas a tomar mi mano, como ayer… como hace un rato. Solo espero palabras que cierren el hocico de mis heridas, puntadas con hilos de colores, manillas que abran puertas a nuevos paraísos.

La torre más alta me ha quedado muy alta, ya no puedes alcanzar mis dedos. Planetas envueltos en escarcha, voy en un sicótico tren en marcha veloz hacia una pared blanca. Mancharla, empaparla de sangre cuando ya no aguante, reventar de visceras consumidas por malas noches. Ahí, ahí, fuerte resonar de golpes, nudillos, ojos, amores dolidos.

Me estás haciendo abortar la fantasía de las niñas perdidas…

****

Abril 24. Situación en sangre

Un golpe retorcido de vidrios, cables, sales de todos los males del mundo. Ayer sonreía plácida recostada en la orilla de un sueño donde no cabían tragedias. Amén por cada tropiezo y desengaño, tomar la mano de la tranquilidad fue como querer contar las perlas del diablo, hacerle un nudo a tu cabello y que las flores no se volasen con las horas.

Aspiro el humo y me río de mis ganas de cortar las alas a los latidos de ese animal en mi pecho, quizás tú ya no me abraces, pero en las bancas de los parques siempre hay sitio para las nadie. Siempre cabe más locura a la locura, al abismo negro, incendio de la razón, me caliento las manos esperando un bombardeo.

Mis anhelos puedo resumírtelos en un cuento con final feliz, porque me cansan las paredes con gritos que sobresalen, mis palabras me hastían, los adjetivos mil y un veces usados, verbos de sangre y muerte, latas de fluido resentido que rayan malos recuerdos.

¿Por qué no decir basta? Lee mis labios y dime: basta.

****

Cruz pal suelo. Abril 28

Persignate frente a la iglesia, cuatro balazos saltan de los dedos y fluyen como veneno a la conciencia. La obediencia, insana ciencia de agachar la cabeza y abrir la boca, entren a borbotones los fluidos de la virgen en llamas. Ojalá pudieras sentir el escalofrío de quien prende con su tormento el lujoso paño de la blasfemia hecha imagen santa.

Nublados están los ojos de quien clama a la luz divina, la sotana del cura es su tenida de puta, así que en tu templo-burdel reza para que mis maldiciones no te alcanzen en su ruta, amor hecho basura entre las tablas que resuenan, yo busco el cariño perdido que mi musa entre sus piernas renueva ¿y qué pasa? Mi vicio es un lirio que se espanta de la santa gracia de dios, que aún en zapatos de pendeja vio la cola del lobo en sangre y le dijo adiós, dio vuelta la cruz, escupió al edén, maldijo al padre nuestro que ni en la mayor tortura se ha dejado ver

****

This is the end… Mayo 8

Suelta los cables que te pendían de los dedos como hilos, ya no hay que darle la luz a nadie ni a nada. Suelta las alas, pétalos de mariposa cayendo marchitos a un charco, horas que se devuelven a su sitio original. Las princesas no existen, te lo dije. Te lo dije y no quisiste oírme. Come ahora de la comida del mundo. Srta. este es el mundo. Máscara trágica, babas colgando, flujo, flujo y nada más que flujo entre piernas temblorosas; la ternura es para lxs idiotas, mil inviernos vengan a helarte las llagas nuevamente.

Oh, sí. Mi crístico cuerpo clavado de estacas. El mar puede ir a morirse donde mejor le plazca, yo ya no voy a contarle cuentos para que se duerma, tengo un pañuelo chorreando cloroformo si es que quiere molestarme ¡mar plagado de vanidades! ¡mar plagado de infamias, mentiras, cuentos pegajosos que ya no engañan a nadie!

Solo a mí. Pero ahora el poema ha muerto. Le beso la tumba por vez última con el ácido sabor del desengaño entre los labios.

¡Sangra! Bombas estallen a los pies de tu cama.

****

Tatuada. mayo 11

En los mares del olvido voy a hundirme, devolviendo los puñales de tu mala siembra, cariño plagado de garrapatas, piojos en mi corazón hemorrágico.

Que las acuarelas de mis manos no valen nada, los pétalos surgidos caen como escarcha, quemando la tierra, quemandolo todo. Todo fue como un mal conjuro, todo se revuelve y revienta en las paredes, pegajoso, pestilente.

De lo más humano asciende mi voz llorosa. Grita. Que creer fue una risa más del diablo, un trampa de cuchillos satánicos, carcajadas, carcajadas de dios, carcajadas y burlas de dios.

Maldito el día que las alas rompieron mi espalda. La sangre corrió como savia y ahora al caer al suelo no es más que veneno. Veneno como el de tu lengua, querida, cancerígeno como tu piel tatuada en la mía.

****

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: