Octubre 12.

Mañana,
mañana vestiré mi mejor sonrisa
para desolarme en las sombras,
sobre tus rodillas,
como la niña perdida
que sopló las flores de la mesa,
con un vestido ceniciento
y el pelo enredado

Busqué el mar
y me tragué el suspiro que es mi noche,
otoño suspendido
entre yo y el espejo

No supe,
insistí pero no supe,
te llame
para darme cuenta
que bailaba escaleras abajo,
barriendo tu sapiencia
escaleras abajo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: