Archivo para octubre, 2008

Destellos de lo que no vendrá

Posted in Escritos Sindromedelpájaropintado with tags , on octubre 23, 2008 by sindromedelpajaropintado

¿Y si me brilla la sangre?
sabré vivir con eso

¿Y si llega?
le pondré una palabra en los labios

Morir esperando
que escriba mi nombre en su piel.

Titilar

Posted in Escritos Sindromedelpájaropintado with tags , , , , on octubre 22, 2008 by sindromedelpajaropintado

Salté de las sombras de nada
a los pliegues de tus días,
aleteando despacio,
como un viento innecesario

Voy a hundir mi boca en tu risa
y dibujarme de vuelta

Apagame los ojos
con besos de espejo

Por esta vez

Posted in Escritos Sindromedelpájaropintado with tags , , , , , on octubre 18, 2008 by sindromedelpajaropintado

Tu palabra gris y las tardes rotas,
comenzando a cantar despacio
que el tiempo no sabe,
que se nos llenan las manos de viento,
que me río otra vez de no hablar

¿Y para qué deshacerse o rehacerse?
me despierto siempre con los labios dulces
porque elegí este sabor de la herida,
aullar mi tropiezo eterno,
al centro dejarte susurros violeta

Sabre perder los dedos
al pasar sobre tu cara,
como doblando una carta
que se guarda en el bolsillo

Sin temor a dejar de ser
no veré más estos cielos,
aunque me quede como siempre,
aunque alguna vez tal vez…

Octubre 12.

Posted in Escritos Sindromedelpájaropintado with tags , , , on octubre 12, 2008 by sindromedelpajaropintado

Mañana,
mañana vestiré mi mejor sonrisa
para desolarme en las sombras,
sobre tus rodillas,
como la niña perdida
que sopló las flores de la mesa,
con un vestido ceniciento
y el pelo enredado

Busqué el mar
y me tragué el suspiro que es mi noche,
otoño suspendido
entre yo y el espejo

No supe,
insistí pero no supe,
te llame
para darme cuenta
que bailaba escaleras abajo,
barriendo tu sapiencia
escaleras abajo

Hacia abajo

Posted in Escritos Sindromedelpájaropintado with tags , , on octubre 10, 2008 by sindromedelpajaropintado

El silencio me coloreó la cara
como un fósil, como una flor carcomida

Ya no tengo plegarias
ni alas con aroma a voces viejas,
me lamo el azufre de los dedos
y deslizo la cortina hacia un lado

En el horizonte lo perdí todo,
cielo abierto,
memoria de los hombros hacia abajo