Habitando los silencios

Curar los males deshaciendo lenguajes. Alguien me quiso asesinar, me contaron. Yo me cuelgo de mi propia sombra y digo nombres que desconozco. Sí, el placer del silencio, de las noches por caer.

Ya no puedo llamar a la que cruzó las aguas. Mis ojos se han vuelto negros y los envuelvo en papel. Pienso en las hojas pegadas al suelo por la lluvia.

Anida en mí, vegetación invernal, no volvamos jamás por el camino perdido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: