Recado

Que bueno notar que ahora soy yo
quien camina en la dirección opuesta

Se lo debo quizás
a tu incesante taladrar,
mis manos quedaron como las de una muñeca vudú,
ya puedo ir a contar alfileres sola
y regalarselas a algún crucificado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: