Iris

¿Qué pasó? Un delirio de pasos alborotados me ha traído hasta acá, a yacer donde nadie sabe. Rapté el recuerdo de mis cajones para atármelos al pelo, como con sed de dedos que acariciaban las olas, cegada por mis ojos.

Balancéate de las letras que dejé junto a tu cama, flor de lis, bésame la sangre corriendo por callejones, los gritos, las balas. Motivos para morir de locura una vez más, la frente reposada sobre una pared purulenta, llagas, llagas, cenizas de lo que una vez fueron manos, llagas, llagas y viento que pasa entre los dientes.

Dolores como moscas que se posan, pequeño baile de líquidos que infunden miedo, demasiados robos para una noche. Demasiado tiempo a solas para cerrar la eternidad.

No me sentencies y te pondré una mariposa sobre los labios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: