Diciembre 16. Esquelético

Apostar todo lo que tengo por un poco de lo que me falta, como lanzarse al mar buscando respirar como lo hacen los peces, como querer que quieras en este segundo lo mismo que yo, como querer que llores en este segundo con la misma intensidad que yo…

Bah, si me perdí ayer mientras buscaba bajo mi cama el resto fósil de algún sueño y desperté hoy con la soga al cuello en lo alto de un pensamiento

Las hojas de este cuaderno se van llenando como una larga carta de despedida y un día voy a enviártela envuelta en mi mejor sonrisa. Respiro hondo, los vapores de tu canto me destrozan el alma y no puedo callarlo por más alto que grite… Debe ser que aún no me he muerto, que la vida me hace cosquillas buscando que llore, que le implore otra oportunidad

Asco, ya mendigué bastante, prefiero ahora comerme trozos de mi propio corazón; baja esa mano, el cariño terco del consuelo lo escupo, no me vendas flores de plástico, se les escapa el aroma a burla, no me vendas caridad que de un salto te asesino

Crucé el puente rayando todo su sendero con una lata de sangre que guardaba en mi mochila, la pudrición me inspira, los hedores que aspiro incluso a penas levantarme me empujar a escupir más fuerte…

…Como ser que abotona con calma el delantal de su propia destrucción… Ahora pienso en el momento en que creí podía sostener la soledad en una bandeja, cuando la sangre que se me escapa es el único banquete que puedo ofrecer, cuando la sangre se me cae y mancha la reluciente platería de esta vida de mierda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: