Marzo 12, 4:25 a.m.

Cuatro veinticinco am, el infierno es del color de mis labios

Cuatro veintiocho, soy todo mocos en mi trono-ataúd. Mi mente es como mi encorvada y accidentada espalda

Cuatro y media, sí, estoy cansada de contarme las horas, de cortarme a trozos, las milicias de la muerte aguardan a que abandone mi labor de profeta. Otra vez mi amor en dos, mi amor en aguas negras, voy a guardar lo que queda en una caja de fósforos y enterrarla en el fondo del mar… yo sé que te gusta el mar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: